La fuerza del Linaje

Hoy traigo un ejercicio que te puede servir, te puede traer información de lo que hay en ti de tu linaje.

¿Te animas?

Cuando tengas un ratito te propongo que busques un lugar tranquilo y cierres tus ojos. Con los ojos cerrados visualiza detrás de ti a tus padres (detrás del hombro derecho coloca a tu padre y detrás del derecho a tu madre).

Deja que te lleguen las respuestas a preguntas como: “¿cómo son?, ¿qué sienten?, ¿qué han vivido?, ¿qué les cuesta?, …” 

Deja que fluya lo que te vaya llegando y, es importante que no lo juzgues.

Después coloca detrás de ellos a sus padres, tus abuelos, y haz el mismo proceso. Siente qué emociones o recuerdos te llegan. También coloca a tus bisabuelos y conecta con ellos.

Cuando hayas conectado con cada uno vuelve a ti y escribe en un papel el PESO que sientes que has heredado de tu linaje paterno, aquello que creas que más te puede estar afectando en este momento en tu vida. También la FUERZA, como algo que te empodera, que te da seguridad. Después haz lo mismo con el linaje materno.

Confía en tu intuición

Por último, para anclar un poco más la información que te haya llegado, haz un dibujo que para ti represente el peso y otro la fuerza que sientes que tienes de cada linaje.

Como te he dicho alguna vez, traer a la conciencia la información, es un gran paso para la aceptación de lo que vayas transitando.

Quiero acabar este post compartiendo parte de mi vivencia haciendo este ejercicio.

La fuerza que me llegó de mi línea paterna fue “luchar ante las situaciones que se creen injustas”. Y el peso por parte de mi línea materna fue “tener que poder con todo”.

A la hora de anclarlo con el dibujo me salió dibujar un hacha. Me di cuenta de que ese hacha me servía tanto para reconocer en mí la fuerza como el peso de mi linaje.

¡Pruébalo!

Cuéntame si quieres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *