¿HACIA DÓNDE ALUMBRA TU FOCO?

Hace ya algunos años mi marido me explicó un caso que escuchó en un podcast de una terapeuta. Ella contaba lo que le sucedió con un paciente que acudió sumido en sus desgracias. El trabajo que le propuso fue hacer una lista enfocándose en los regalos (así me gusta llamarlo a mí) que tenía en su día a día.

 El cambio del paciente en varios días fue brutal.

Esta historia dejó en mí una semilla que, poco a poco y muchas veces sin darme cuenta, he ido abonando y cuidando hasta que ha crecido con fuerza.

Me di cuenta que mi foco del día a día estaba enfocando lo que para mi era negativo, lo que no me gustaba, lo que me incomodaba, lo que me producía una emoción desagradable.

Al enfocarme ahí cada vez se iban iluminando situaciones similares. ¿Te pasa?

¿Puedes ver la cantidad de regalos que tenemos a nuestro alrededor?

Con este darme cuenta me propuse girar el foco hacia lo que me daba paz, seguridad, serenidad, bienestar, confianza, …

¡No era nada fácil! 

El foco estaba bien anclado desde hacía muchos años y girarlo no fue sencillo y, de hecho, hay momentos que vuelve al lugar más conocido. Pero ahora es mucho más fácil poder darle la vuelta.

¿Puedes ver la cantidad de regalos que tenemos a nuestro alrededor? 

Yo tengo una cama calentita, ropa para elegir que me apetece ponerme, una casa llena de comodidades, un coche, agua, comida, un buen trabajo, una familia que me quiere, órganos que funcionan sin más para mantenerme viva, un abrazo de mis hijas, una sonrisa de mi vecina, … Podría seguir enumerando y créeme que lo que nos da seguridad y felicidad es más grande que lo que nos la quita. 

Puede que tengas regalos como los míos y algunos diferentes.

Te propongo que pruebes unos cuantos días a hacer este ejercicio y seas agradecid@ con los que tienes solo por ser. Te puedo asegurar, por experiencia propia, que si puedes ir iluminando cada regalo verás que el número va en aumento y que no se acaban.

Es un aprendizaje precioso, permítetelo.

6 comentarios en «¿Hacia dónde alumbra tu foco?»

  1. Silvia Machause Tiffeneau

    Tu eres uno de mis regalos, cada día me das calma y amor. Sin duda, buscaré momentos para darme cuenta de mis regalos y agradecerlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *