Línea de vida

¿Te has preguntado por qué te suceden algunas cosas una y otra vez?

Es como si la misma situación se volviera a repetir en otro escenario con personas diferentes pero, lo que queda en ti, es lo mismo.

¡A mí me pasa!

Las vivencias de los primeros años de nuestra vida tienen mucha importancia. Ahí vivimos experiencias que dejan huella, que nos pueden marcar para toda nuestra vida y no nos damos ni cuenta.

Solución: yo te propongo hacerlo consciente. Traerlo aquí y ahora.

¿Cómo puedes hacerlo?

A mí me funcionó dibujar mi línea de vida

La propuesta de este ejercicio es tomarte un tiempo para ti en un ambiente tranquilo y cuidado (tú eliges). Coges las plantillas que te he preparado más abajo con una línea horizontal dividida en siete. La primera abarca desde tu nacimiento hasta los siete años. La otra tiene siete divisiones para que vayas apuntando el recorrido de tu vida en cada una de ellas. Utiliza tantas como necesites hasta llegar a tu edad actual. Luego los unes con celo y te quedará algo así:

Cuando la tengas dibujada obsérvala y deja que te lleguen imágenes o situaciones importantes que te hayan pasado a lo largo de tu vida y las vas colocando al lado de la edad que te sucedió (por ejemplo: el día de tu nacimiento, algún cumpleaños o evento, …). Al lado escribe la emoción que tuviste.

Al acabar observa qué pasa.

Te cuento mi experiencia, una de las cosas que yo descubrí, por si te puede servir:

Al hacer mi línea de vida puse al lado de los 9 años (aunque no recuerdo la edad con certeza, mi intuición me llevó a marcarlo ahí) un momento junto a mis hermanos, mi madre y una vecina en el qué me sentí invisible. Las miradas de ellas dos las viví como exclusivas hacia mis hermanos.

Ese momento no duró más de dos minutos y esa sensación o emoción de tristeza al sentirme invisible en un grupo ha perdurado muchísimos años.

Ahora, después de hacerlo consciente, lo he podido trabajar y empezar a sanar.

Me he dado el espacio para mirarlo desde la niña que se sintió herida y le he podido dar una respuesta y un cuidado diferente desde la adulta que ya soy. Desde la adulta es menos probable que vuelva la misma emoción.

La verdad es que fue impresionante descubrir como momentos de mi niñez, de apenas dos minutos, podían influir durante tanto tiempo y en tantas ocasiones de mi vida.

Si te apetece descubrir que situaciones te trajiste a la vida adulta te animo a que hagas tu línea de vida. 

Y, si quieres, me cuentas que has descubierto.

Línea de Vida Hoja1

Línea de Vida General

4 comentarios en «Línea de Vida»

  1. Maravilloso ejercicio, voy a hacerlo y a recomendarlo, muchas gracias, me encantan tus publicaciones, se nota el amor dedicado y se percibe tu gran capacidad de ayudar a sanar. Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *